lunes, 11 de abril de 2016

Ruta Valdearenales

Nueva jornada rutera por los caminos de Extremadura. En esta ocasión hemos participado en la V Ruta Valdearenales, organizada por la Asociación Senderista Valdearenales de Guareña (Badajoz) y que se encuentra inscrita dentro del Circuito Camina Extremadura 2016. 


El punto de partida era el Pantano de San Roque, que se encuentra en la salida de la localidad dirección a Manchita. Hay que destacar las impresionantes instalaciones que tienen los vecinos de Guareña en este entrono, convirtiéndose en un  lugar ideal para pasar una jornada de campo con la familia o los amigos. 

Una vez recogida la acreditación para participar en la ruta, nos regalaron un buen desayuno con café y dulces. Reencuentro con amigos y conocidos de estas actividades y momentos de charla matutina, a la espera del inicio de la prueba. El comentario más repetido: "¿nos lloverá durante la ruta?"


Junto con la mascota de Inquiba, patrocinador de la prueba


Justo en el momento de comenzar la marcha comienza a llover, pero es una lluvia pasajera que no impide iniciar nuestro caminar con ganas de hacer kilómetros. La lluvia volvería a  aparecer de nuevo, pasados unos kilómetros, pero como íbamos pertrechados de chubasqueros, cortavientos o   paraguas,  pudimos continuar la marcha sin problema.  Es más, en algunas ocasiones y siempre que no sea una lluvia fuerte, hasta se agradece, pues el paisaje mojado es mucho más espectacular. 


Los primeros kilómetros discurrieron por tierras de olivos, lo cual nos hacía sentir casi como en casa. Encontramos diversos tramos con bancos de arenas, dejando constancia del por qué del nombre de esta zona (Valdearenales)  Más adelante, y coincidiendo con un tramo de pendiente, dejamos atrás los olivares y nos adentramos en zona de jaras y encinas. A partir de ahí, se sucedieron numerosas subidas y bajadas por zonas algunas de ellas escarpadas, pero en todo momento, muy asequible para los caminantes. En algunos tramos, hicimos uso de  la Cañada Real Leonesa, antigua vía pecuaria utilizada para el traslado del ganado durante la trashumancia.







En las zonas altas había muy buenas vistas de todo el entorno así como de poblaciones vecinas. 


Al fondo Oliva de Mérida



Puestos a mirar en la lejanía, pudimos poner a prueba nuestros conocimientos de geografía y tras preguntar a personas del lugar, no confirmaron que estábamos en lo cierto: se veía a lo lejos la sierra del Puerto de Santa Cruz. 










En total, recorrimos unos  19 kilómetros, con una dificultad media - baja. Al tratarse de una ruta circular, concluimos nuestra caminata sobre las 13:30 en el mismo lugar donde la comenzamos. 

A la llegada a la zona del Pantano de San Roque,  nos tomamos nuestras correspondientes cervecitas y los senderistas del Club Valdearenales  nos prepararon una buena comilona, estando todo amenizado por un grupo rociero de la localidad (Al Compás de la Rosa) que animaron a algunas personas a marcarse unos bailes. 









En esta ocasión hay que mencionar el gran trabajo realizado por los organizadores de la prueba. Se nota que son un gran grupo, formado por gente muy trabajadora y que además deben tener experiencia en organizar este tipo de eventos, porque no les faltó ningún detalle y se les vio muy organizados en todo momento. Enhorabuena a todos los miembros de la Asociación Senderista Valdearenales.


Saludos y hasta la próxima. 




NOTA: Al tratarse de un colaborador de la ruta senderista y con objeto de potenciar a las empresas que tenemos en Extremadura, os dejo el enlace de una gran empresa sita en Guareña y que fabrica productos de higiene personal, limpieza del hogar y limpieza de ropa, por si queréis saber más información sobre su funcionamiento y sobre los productos que fabrica:  inquiba



Consumamos productos extremeños